LIBRO PARASITOLOGIA MEDICA MARCO ANTONIO BECERRIL PDF

Libro Nro. Becerril, Marco Antonio. Colaboradores Libro Nro. Becerril Flores, Marco Antonio.

Author:Vurr Nalkree
Country:Haiti
Language:English (Spanish)
Genre:Business
Published (Last):19 December 2006
Pages:42
PDF File Size:7.26 Mb
ePub File Size:8.67 Mb
ISBN:969-8-95664-381-3
Downloads:16468
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Shakashicage



De ellos, se calcula que anualmente mueren entre La enfermedad es transmitida por Fig. Ciclo biolgico de Entamoeba histolytica.

La forma de transmi- del citoesqueleto actina, miosina, profilina, vinculina o -ac- sin es diversa: consumo de agua contaminada; ingesta de ali- tinina , imprescindibles para su movilidad. Los quistes son mentos crudos o mal cocinados en contacto con aguas negras; formas de resistencia del protozoo, ya que sobreviven a la manipuladores de alimentos y contactos sexuales principalmente cloracin y al pH cido del estmago o a ambientes hmedos relaciones oro-anales.

La forma infectiva habitual son los quistes, con bajas temperaturas durante semanas fig. Sin embargo, aunque en situaciones excepcionales por ejemplo, enemas conta- son destruidos por el calor ms de 50 C o la congelacin. Presentan un tamao entre m, son esfricos y contie- La amebosis presenta dos patrones epidemiolgicos dife- nen cuatro ncleos cuando estn maduros. En pases en vas de desarrollo, en los que existen im- llegan a la superficie de la mucosa y se ponen en contacto portantes deficiencias de saneamiento, la amebosis es una con las amebas, los neutrfilos son destruidos, liberando me- enfermedad endmica7.

Las principales reas de riesgo son diadores que daan an ms las clulas epiteliales. Desde el Mjico, la zona oeste de Sudamrica, el oeste de frica, Su- punto de vista prctico sta es la explicacin de la ausencia de dfrica particularmente entre la poblacin de raza negra y neutrfilos en las heces de pacientes con disentera amebia- zonas del Oriente Medio e India7.

La prevalencia detectada na. Una vez destruido el epitelio intestinal se produce la emi- de la infeccin por E. En segundo lugar, se entre aos , el sexo predominando las formas invasivas produce una fase de diseminacin de los trofozoitos a dife- en varones con una relacin en la amebosis intestinal y rentes rganos o tejidos. Los trofozoitos pueden acceder al una relacin en los abscesos amebianos , caractersticas sistema venoso portal, pudiendo llegar hasta el hgado, don- geogrficas y temporales ms frecuente en la estacin llu- de se unen a los hepatocitos mediante la adhesina Gal-Gal- viosa y en zonas costeras y el mtodo de estudio estudios NAc.

Posteriormente se reclutan neutrfilos que se dirigen morfolgicos, serologa, deteccin antignica o reaccin en hacia el foco inflamatorio, all son destruidos, liberando su cadena de la polimerasa [PCR] 7. En pases desarrollados, la amebosis aparece principal- gica del absceso amebiano. An son desconocidos los meca- mente en cuatro grupos de poblacin: inmigrantes procedentes nismos exactos que condicionan la aparicin de un absceso de pases con baja renta; viajeros a pases en vas de desarrollo heptico, aunque algunos autores han indicado como posi- particularmente Mjico y Nepal ; hombres homosexuales y bles inductores a un grupo de genes que codifican para pro- sujetos ingresados en residencias para enfermos mentales.

Desde el hgado, los trofozoitos pueden al- En Espaa, el patrn de la amebosis es el caracterstico canzar zonas prximas como pericardio, pleura o pulmn. Sin embargo, en los ltimos Mecanismos de defensa aos existe una descripcin progresiva, aunque limitada, de casos de Aunque los mecanismos de la inmunidad innata desencade- amebosis autctona9, por lo que la no estancia en reas en vas de nados contra E. Los mecanismos implica- dos en este tipo de inmunidad pueden ser: liberacin de mu- Patogenia y fisiopatologa cinas a la luz intestinal, bloqueando la fijacin de las amebas; induccin de la expresin de toll-like receptors tipo 2 TLR-2 En la patogenia de la amebosis existen tres tipos de mecanis- por adhesina Gal-GalNac que modifica la expresin de re- mos relacionados: la agresin del protozoo, la defensa del ceptores innatos durante la amebosis y E.

La respuesta inmune adaptativa hu- Mecanismos de agresin moral parece ejercer un efecto importante en la resistencia a De forma patocrnica, pueden distinguirse varias fases en la nuevos episodios. Los anticuerpos ms eficaces en la preven- interaccin entre los trofozoitos de E.

En cuanto turas del hospedador. En la fase de invasin se produce ini- a la inmunidad celular, los datos experimentales sugieren que cialmente en el colon principalmente en el ciego , y como tanto los linfocitos T como los macrfagos activados partici- respuesta a los productos de secrecin del protozoo se origi- pan en la destruccin de E.

Posteriormente tiene lugar la crfagos mediante la produccin de interfern alfa IFN-. La ulceracin superficial se inicia con la interac- duccin de xido ntrico. Esta Mecanismos de evasin unin genera seales inductoras de cambios moleculares en E.

De esa manera se inicia la secrecin de ameba- estrategias. La adhesina Gal-GalNAc tiene secuencias simi- poros protenas formadoras de poros en la membrana lip- lares y antgenos de reactividad cruzada con CD59, de esta dica de las clulas del hospedador o de cisteinproteasas, manera evita la accin del sistema del complemento inhi- enzimas con actividad proteoltica. El resultado del proceso biendo la formacin de C5b-C9 para formar el complejo de es el dao o la muerte de las clulas epiteliales del intestino, ataque.

Tambin las cisteinproteasas facilitan la evasin de la activndose factores de transcripcin nuclear como NF- e respuesta inmune al destruir varios isotipos de inmunoglo- induciendo la sntesis de citocinas como IL-1, IL-8 y otros bulinas como IgA e IgG, inactivando tambin las principales mediadores inflamatorios como ciclooxigenasa-2 COX-2 u anafilotoxinas del sistema del complemento C3a y C5a.

Por xido ntrico sintasa inducible ONSi Estos mediadores ltimo, otras molculas menos caracterizadas de E. Debe evitarse el complementarios uso de catrticos o enemas en la preparacin del paciente, ya que pueden interferir con la deteccin del parsito.

Desde el El periodo de incubacin de la amebosis oscila entre unos punto de vista macroscpico es caracterstica la presencia de das y varios aos, siendo una de las parasitosis que pueden lceras de dos tipos nodulares e irregulares , y la afectacin presentar un periodo de latencia de dcadas. Existen tres for- difusa del resto de la mucosa entre las lceras, que aparece mas principales de infeccin por E. En los casos ms avanzados pueden asintomtica, la amebosis intestinal y la amebosis extraintes- observarse lceras de bordes prominentes, denominadas cl- tinal,15, En todos los casos, el diagnstico se basa en la sicamente en botn de camisa, de tamao variable en las que presencia o no de manifestaciones clnicas, el empleo de la necrosis se detiene al llegar a la muscularis mucosae exten- pruebas complementarias habituales hemograma, velocidad dindose en sentido lateral.

La toma de muestras deber ha- de sedimentacin globular [VSG] y bioqumica heptica , el cerse con un instrumento metlico o de cristal ya que los uso de pruebas de laboratorio especficas y la utilizacin de trofozoitos se adhieren al algodn , siendo el fondo de las pruebas de imagen.

En el ma- terial fresco obtenido deber estudiarse la presencia de tro- Infeccin intestinal asintomtica fozoitos y de adhesina Gal-GalNac. Los estudios histolgi- La presentacin ms frecuente de la amebosis es la infeccin cos ponen de manifiesto los datos ya mencionados en el intestinal asintomtica con excrecin de quistes de E.

Debe indicarse que la tincin hema- tica. Aunque algunos pacientes con esta situacin refieren toxilina-eosina, habitual en el estudio histopatolgico con- molestias gastrointestinales vagas, en la mayor parte de los vencional, no es muy adecuada en la identificacin de trofo- casos no existe ninguna manifestacin clnica.

Por ello, si se sospecha amebosis intestinal debe realizarse sistemticamente una tincin de PAS. Amebosis intestinal La amebosis intestinal se manifiesta clnicamente de varias Amebosis extraintestinal formas diferentes: una diarrea crnica invasiva sin caracters- Dentro de las manifestaciones extraintestinales de la amebo- ticas especiales la forma ms frecuente , la disentera ame- sis, la ms frecuente es el absceso heptico.

El perfil caracte- biana aguda caracterizada por un inicio subagudo semanas rstico del paciente con un absceso amebiano es el de un va- de dolor abdominal, diarrea y sangre en las heces. Existen dos pa- tenesmo rectal presentes en aproximadamente la mitad de trones de presentacin principales: agudo, con fiebre elevada los pacientes.

Mucho ms infrecuente es la colitis fulminan- y dolor en hipocondrio derecho, con hipersensibilidad a la te, que se debe a la coalescencia de lceras, siendo su cuadro palpacin en la regin intercostal suprayacente signo de clnico indistinguible de la colitis ulcerosa fulminante.

En Durban y subagudo, en el que predomina la prdida de peso, estos casos, el paciente presenta un aspecto muy grave, con siendo menos frecuente el dolor abdominal y la fiebre.

No es fiebre elevada y dilatacin intestinal, particularmente en la frecuente que coexistan las manifestaciones del absceso ame- zona del colon transverso. Por otro lado, ni la ausen- embarazadas y sujetos tratados con corticoides.

La Las complicaciones del absceso amebiano heptico se localizacin ms frecuente de los amebomas es el ciego producen habitualmente por contigidad. Finalmente otras complicacio- se caracteriza por la presencia de dolor pleurtico y tos. La nes ms infrecuentes de la amebosis intestinal son la perfora- forma ms frecuente es la pleuritis inespecfica debida a la cin intestinal sobre todo en nios , la hemorragia digestiva irritacin por un absceso subfrnico, que da lugar a una pare- por perforacin arterial, la apendicitis amebiana, las fstulas sia hemidiafragmtica refleja y a la aparicin de un exudado recto-vaginales y la amebosis cutnea.

Como hemos mencio- pleural casi siempre escaso. Si el absceso se abre a la cavi- nado previamente, en la amebosis no existen leucocitos en dad pleural se produce un cuadro de empiema pleural. Ms heces debido a la destruccin de estas clulas por el parsi- rara vez la afectacin pulmonar puede ser hematgena desde to. Ocasionalmente aparecen fstulas hepato- Los exmenes complementarios habituales en la amebo- bronquiales que se manifiestan con tos productiva, aparecien- sis intestinal pueden ser totalmente normales en formas mo- do en el esputo material necrtico y amebas.

La segunda com- deradas, apareciendo leucocitosis en las formas graves. Como plicacin en frecuencia que puede causar el absceso heptico en la prctica totalidad de las protozoosis, no existe eosinofilia. La exploracin endoscpica de eleccin es la colonosco- La complicacin ms grave es la amebosis pericrdica, produ- pia, ya que las lesiones pueden localizarse exclusivamente en cida por contigidad a un absceso heptico de lbulo izquier- Medicine.

Aunque es raro, puede producirse un taponamiento car- confundir macrfagos con trofozoitos o neutrfilos con diaco por una rotura en el saco pericrdico de un absceso quistes; puede dar falsos positivos al observar otras amebas amebiano. Finalmente, otras complicaciones muy infrecuen- no patgenas, en este sentido la eritrofagocitosis dato carac- tes de la amebosis son las genitourinarias y las cerebrales que terstico de la infeccin por E.

En los abscesos La mayor parte de los pacientes con absceso amebiano viscerales el aspecto macroscpico es bastante caracterstico, presentan leucocitosis con neutrofilia, anemia con caracters- presentando un color rosado o marrn que se oscurece en ticas de enfermedad crnica y aumento de la VSG de hecho contacto con el aire y con un aspecto no olor de pasta de se afirma que una VSG normal descarta este diagnstico. La rentabilidad del estudio microscpico en los Las principales pruebas hepticas que se alteran en el absce- abscesos amebianos es baja, ya que las amebas se localizan en so amebiano heptico son la fosfatasa alcalina y la bilirrubina.

La radiologa simple de trax es anormal en la mayor parte de los casos, siendo las alteraciones ms frecuentes la eleva- Tcnicas de deteccin antignica cin del hemidiafragma derecho con disminucin de movili- En los ltimos aos se han desarrollado tcnicas diferentes dad y atelectasia de la base pulmonar derecha.

Las pruebas de que permiten la identificacin en muestras biolgicas de an- imagen ecografa, tomografa axial computarizada [TAC] tgenos de Entamoeba spp. Las diferentes tcnicas comercia- son muy sensibles en la deteccin de abscesos hepticos, pero les difieren en la tcnica empleada ELISA o inmunocroma- no existen datos unvocos que permitan distinguir si se trata tografa , el tipo de muestra en el que pueden ser aplicadas de un absceso amebiano o piognico.

En ambos casos, es mu- heces frescas o fijadas, suero, material de abscesos as como cho ms frecuente la localizacin en el lbulo heptico de- la sensibilidad y especificidad en el diagnstico de la infec- recho debido a la llegada de los trofozotos por va portal. En la ecografa la imagen habitual es la de una masa redonda u oval hipoecoica y homognea. En la TAC con contraste los Tcnicas de deteccin de anticuerpos serolgicas abscesos amebianos aparecen como lesiones redondeadas, La presencia de anticuerpos frente a E.

En algu- prueba til en el diagnstico de amebosis, principalmente de nos casos el contenido es homogneo, pudiendo aparecer absceso amebiano importado, ya que en reas endmicas un tambin septaciones o niveles hidroareos.

La gammagrafa elevado nmero de personas presentan una serologa positi- con 67Ga permite la diferenciacin entre absceso amebiano y piog- va. Dentro de las pruebas serolgicas comercializadas, las nico, ya que en el primero el radiofrmaco capta contraste en la ms sensibles, especficas y sencillas son la inmunofluores- regin perifrica en donde se acumulan los neutrfilos y macrfa- cencia indirecta y sobre todo la tcnica ELISA Otras tcnicas Adems de las pruebas mencionadas, es preciso citar otras tcnicas empleadas en el diagnstico de amebosis.

As, es po- Diagnstico etiolgico sible realizar cultivos amebianos tanto en medios con flora xnicos mono o bifsicos como sin otros elementos celula- Los principales mtodos tiles para el diagnstico etiolgico res axnicos. El estudio de los nica y estudios serolgicos19, Adems, existen otras tcnicas patrones electroforticos enzimticos que definen una cepa que sern mencionadas posteriormente.

Sin embargo, en la actualidad Tcnicas de diagnstico morfolgico no se utilizan en la prctica clnica, ya que presentan incon- Un aspecto bsico en este apartado consiste en diferenciar el venientes semejantes a los cultivos amebianos. Finalmente, tipo de muestra estudiada: heces o material obtenido de abs- se han desarrollado tcnicas de biologa molecular PCR cesos viscerales.

En el caso de las heces, el procedimiento convencional, PCR a tiempo real o microarrays 20 que incre- bsico consiste en el estudio coproparasitario, que como es la mentan la sensibilidad en el diagnstico21, aunque no son de regla en las parasitosis debe realizarse en tres muestras obte- empleo rutinario.

Desde un punto de vista tcnico puede realizarse en muestras en fresco, concentradas o fija- das. Teniendo en cuenta la fragilidad de los trofozoitos no se Tratamiento recomienda la refrigeracin de la muestra sino el empleo de fijadores por ejemplo, Schaudinn, mertiolato, SAF o forma- Farmacolgico lina y el empleo de tinciones permanentes por ejemplo, El tratamiento de la amebosis es principalmente farmacol- tricrmico, hematoxilina frrica o Ziehl-Neelsen.

No obs- gico, reservndose el tratamiento quirrgico para formas tante, incluso empleando todas las consideraciones previas, la concretas19,22, El tratamiento farmacolgico se basa en el sensibilidad y especificidad del estudio coproparasitario es empleo de dos tipos de amebicidas: luminales eficaces fren- baja por las siguientes razones: puede dar falsos positivos al te a las amebas presentes en la luz intestinal y tisulares que Medicine.

DUERMETE NIO DOCTOR ESTIVILL PDF

Parasitología médica

.

JERZY MYCIELSKI EKONOMETRIA PDF

Parasitologia de Marco Antonio Becerril

.

Related Articles